Preguntas más frecuentes

Hay varios términos que escuchamos en el contexto de la obesidad.

Usamos un índice de masa corporal que es una medida que se calcula entre el peso y la altura de una persona.

Tener sobrepeso se define como tener un índice de masa corporal de más de 25 kilogramos por metro cuadrado mientras que la obesidad se define como tener un índice de masa corporal de más de 30 kilogramos por metro cuadrado.

Esta es una pregunta difícil de responder.

En primer lugar, es importante entender las estadísticas. Las estadísticas muestran que 100 millones del población en este país son obesos.

En otras palabras, el 40% de los adultos en este país, y uno de cada cinco niños son obesos.

Desafortunadamente, los hispanos se ven afectados de manera desproporcionada, con una tasa de obesidad de casi el 50%. Uno de cada dos Hispanos son obesos.

En los Hispanos, la obesidad es causada por una combinación de causas y factores contribuyentes, incluidos factores individuales como el comportamiento y la genética. Los comportamientos más fácilmente modificables son la dieta y el ejercicio.  Los factores de impacto de nuestra sociedad que contribuyen a la obesidad incluyen nuestra cultura, educación y comercialización y promoción de alimentos.

Desafortunadamente, las mujeres parecen tener una tasa de obesidad más alta que los hombres.

Las mujeres naturalmente tienen una mayor composición de grasa en sus cuerpos. También hay un impacto hormonal, así como el impacto del embarazo, la cultura, el tipo del trabajo, etc.

Definitivamente hay un componente genético que todavía estamos tratando de entender completamente. Tener familiares cercanos obesos nos pone en riesgo de volvernos obesos.No hay nada que podamos hacer realmente sobre el efecto genético en este momento.

Los factores más modificables sobre los que tenemos control para perder peso son la dieta y el ejercicio. Suena simple, pero como la mayoría de las personas que luchan con el peso pueden relacionarse, es difícil lograrlo a largo plazo.

Veo pacientes de más de 500 o 600 libras que no pueden caminar y necesitan una silla de ruedas para ir a la oficina. Tienen problemas severos de pulmón o corazón debido a su peso, diabetes, artritis debilitante y dolor de espalda crónico. La cirugía bariátrica puede ser una intervención para salvarles la vida.

Ofrecemos una gama de procedimientos de pérdida de peso diferentes según el peso, los problemas médicos y los objetivos de una persona.

Todos nuestros procedimientos son típicamente con incisiones pequeñas o inexistentes. El procedimiento menos invasivo que realizamos es la colocación de un balón intragástrico con un endoscopio. Esto está diseñado para disminuir la cantidad de alimentos que alguien puede comer. También ofrecemos bandas gástricas ajustables laparoscópicas mínimamente invasivas que suelen ser cirugías en el mismo día y se realizan a través de pequeñas incisiones en el abdomen. El bypass gástrico laparoscópico también se realiza con pequeñas incisiones, pero implica más cirugía. Creamos un estómago pequeño y redirigimos los intestinos para que se absorban menos calorías.

Esta es una pregunta que debemos responder cada vez que veamos a un nuevo paciente en nuestra oficina. Pocas personas quieren cirugía. Sin embargo, cuando alguien viene a discutir la cirugía, por lo general sufren de una mala calidad de vida, preocupados por los medicamentos que toman, los problemas de salud que tienen o están en riesgo de contraer, y quieren vivir más tiempo para sus hijos y seres queridos. Han experimentado este efecto de perder y ganar peso con dieta y ejercicio en el pasado, y se sienten frustrados de que, a pesar de todos sus esfuerzos, no puedan mantener la pérdida de peso a largo plazo.

En general, les decimos a las personas que entendemos que la cirugía puede ser aterradora, pero que la haga el cirujano adecuado, es muy seguro. Hay pequeños riesgos asociados con él, no me malinterpretes. Pero probablemente sea una mejor opción en comparación con todos los problemas de salud que acompañan a la obesidad o la disminución de cinco a diez años en la esperanza de vida que conlleva ser obeso.

La cirugía es una elección muy personal que debe ser realizada por una persona y no obligada por su médico o seres queridos. Sin embargo, muchas personas pueden llegar a verla como la única opción restante después de años de tratar la obesidad.

La dieta y el ejercicio son los factores más modificables que las personas tienen para perder peso. Sin embargo, una vez que alguien es obeso, la probabilidad de que pierda ese peso y lo mantenga fuera es inferior al 10% con métodos tradicionales.

Tenemos un programa integral que incluye nutricionistas, psicólogos y especialistas médicos, que ayuda a nuestros pacientes en el camino de la pérdida de peso. Al final de ese programa, si han perdido el peso que quieren, decimos “fantástico”. Sin embargo, si no están contentos, se les espera una cirugía de pérdida de peso que les puede dar una nueva vida.